/includes/pages-cabecera.php

Horarios de apertura

de 10:00 a 19:00
de 10:00 a 19:00

Eventos

Medievales, visitas nocturnas, conciertos...

sábado
9
julio
10:00

I Encuentro Internacional de grupos de recreación medieval

¿Te gustaría ver cómo sería Loarre y su castillo en la Edad Media?

Entonces no dejes de visitar Loarre (Huesca) durante este próximo fin de semana 9 y 10 de julio ya que toda la localidad altoaragonesa volverá al pasado durante dos días, con su famoso castillo como epicentro.

Más de 200 recreacionistas llegados de toda España y también de diferentes puntos de Francia lo devolverán a la vida desde el sábado a las 10.00, reproduciendo las diferentes facetas de la actividad medieval.

Banderas de Aragón y pendones medievales engalanarán el pueblo de Loarre durante todo el próximo fin de semana y es que toda la localidad altoaragonesa volverá al pasado durante dos días, con su famoso castillo como epicentro.

Más de 200 recreacionistas llegados de toda España y también de diferentes puntos de Francia lo devolverán a la vida desde el sábado a las 10.00, reproduciendo las diferentes facetas de la actividad medieval. Talleres de escritura, la recreación de una boda, de una competición con tiro con arco o la liza de un combate serán algunos de los puntos del intenso programa, enfocado a poner todavía más en valor el rico patrimonio de la localidad y reforzar la actividad turística en unas fechas que tradicionalmente cuentan con poca afluencia.

“Se trata de grupos especializados, llegados desde diferentes provincias y también de Francia, que llevan las recreaciones al máximo rigor histórico, tanto en el tema del atuendo como de los campamentos”, explica Roberto Orós, alcalde de Loarre, que explica que se volverán a habitar y amueblar algunas de las dependencias del castillo, como la capilla, la sala de armas, la cocina o la despenda. Así, los criados, campesinos, mercaderes, miembros del clero y sobre todo soldados,

El momento clave de esta recreación lo presenta el domingo por la tarde, cuando se lleve a cabo una batalla en las inmediaciones del castillo entre dos grupos enfrentados. La actividad comenzará al mediodía con la demostración de las caballerías y el pago a las tropas, como antesala al combate, a partir de las 17.00. “Queremos homenajear así el momento de creación de la bandera de Aragón, en estos momentos de bastante controversia histórica”, puntualiza Orós.

Siguiendo con esa intención, los balcones de las casas de la localidad se adornarán en rojo y amarillo, y es que la cita se extiende también del castillo al pueblo de Loarre. “Para repartir la afluencia y hacer todavía más atractiva la oferta a todos nuestros visitantes”, dice el alcalde. Allí, entre sus calles y plazas, se instalará un mercado medieval con puestos de tipo artesanal y animación, con actuaciones de gaiteros o malabaristas, que se inaugurará el sábado a partir de las 17.00 y se extenderá también durante todo el domingo.

Las calles del pueblo también vivirán con intensidad este acto el sábado por la tarde, cuando se hará una recepción a todos los recreacionistas, que recorrerán perfectamente ataviados y en forma de desfile la localidad. Después habrá cena popular con migas y sesión de baile.

Se trata de la primera edición de la cita, que desde su organización esperan poder prorrogar en los sucesivos años. Por ello, se muestran cautos a la hora de dar previsiones de afluencia. “Hemos querido hacerlo este fin de semana porque la primera quincena de julio siempre ha sido de menor trabajo que una de agosto o de semana santa –cuando pueden pasar por el castillo 2.000 personas en un fin de semana-, pero hacerlo en esas fechas era como llenar un vaso que ya lo está, así esperamos que sirva para dar movimiento a días más difíciles para el turismo”, puntualiza Orós, que aspira a que puliendo los errores que se puedan extraer de esta primera edición, el encuentro gane calado a nivel ya no solo de Aragón sino también de España.

De hecho, en el mes de marzo ya completaron las inscripciones para asistir como recreacionistas, que se limitaron a 200 por motivos de logística y presupuesto. “Hubiéramos podido llegar incluso a los 500 0 600”, asegura Roberto Orós, por lo que se muestra esperanzado para el futuro de la cita.

“Desde hace varios años llevábamos planteando la idea de organizar algo de este tipo, ya que consideramos que es el escenario idóneo para algo así. Nos hubiera podido hacerlo antes, pero somos un Ayuntamiento de pequeño tamaño, lo que ha demorado la organización. Finalmente, hemos logrado suplir esta circunstancia con mucha unión, ya que todas las asociaciones del pueblo y todos los vecinos ponen de su parte para que sea un éxito”, concluye el alcalde.